La historia de las ciudades

1/4

Las ciudades en que vivimos se componen de calles, plazas, parques y multitud de edificios que se ordenan a su alrededor, dando forma al entramado en el cual vivimos. Para que este engranaje funcione a la perfección, para que sea respetuoso con el territorio y con sus habitantes, deberíamos encontrar la fórmula mágica que redujese las distancias, que nos permitiera desplazarnos de manera efectiva y ecológica. Pero al mismo tiempo, esta poción debería cubrir todas las necesidades de una población cada vez más exigente i diversa. Difícil tarea...

Sostenemos que un buen modelo de ciudad es el que consume poco territorio, dejando espacio libre para la vegetación y las zonas permeables. A la vez, esta ciudad combina diferentes tipologías de edificios y múltiples servicios a los que se llega en bicicleta, a pie o en transporte público. La ciudad perfecta es la pensada para sus ciudadanos, y no para las grandes velocidades. Una ciudad que tiende a funcionar como un ecosistema, respetando los ciclos del agua y la energía y produciendo, en la medida de lo posible, los recursos que necesita. 

En este sentido, el proyecto analiza la evolución de las ciudades desde los primeros núcleos urbanos e invita a una reflexión sobre los modelos actuales y sus posibilidades de mejora.

 

Participantes: Alumnos de Educación Primaria

Cliente: Centros educativos

Fecha: Varias

+ fotos